Envíos gratis a partir de 25€ en 24/48 h laborales

Gracias a las semillas de la Rosa Mosqueta, obtenemos un aceite considerado como uno de los regeneradores dérmicos más efectivos hasta la fecha.

La rosa mosqueta es un producto que favorece nuestra piel por su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados y estimula la producción de colágeno y elastina. Regenera el tejido de la piel a gran velocidad y refuerza la barrera protectora de la piel sin ningún efecto secundario.

Aplicación de la crema Rosa Mosqueta en la piel

A continuación, nuestra especialista en cosmética y cuidado de la piel, nos muestra la aplicación y las propiedades de este gran regenerador de la piel:

https://www.youtube.com/watch?v=yNQe3BktEME

Sus propiedades curativas consiguen en:

  • la reparación de pieles quemadas de forma más acelerada que con cualquier otro producto,
  • es capaz de mejorar el aspecto de cicatrices,
  • regenerar tejidos,
  • combatir estrías,
  • atenuar manchas en la piel,
  • reducir bolsas y ojeras,
  • reducir signos en la piel de acné ya cicatrizado
  • retardar la aparición de signos de envejecimiento en la piel.

La rosa mosqueta ayuda a retardar la aparición de arrugas, puesto que hidrata en profundidad y reduce la pérdida de agua en la piel, y con su uso diario, puede atenuar y suavizar arrugar y líneas de expresión.

Todos estos beneficios podrán hacerse efectivos con un tratamiento y seguimiento continuado del producto.

La crema de cara rosa mosqueta está indicada para las pieles más sensibles, aporta hidratación intensa y una nutrición adicional, consiguiendo un aspecto más resistente y suave.

¿Te ha gustado este post? ¡COMPÁRTELO!
Ir arriba