,

¿Cómo restaurar la piel tras los daños del verano?

restaurar la piel

El verano es una época preciosa, y nos deja la piel con un tono dorado, bonito y brillante. Sin embargo, durante sus días el cloro, la sal, la arena, los rayos solares, etc. Afectan a la piel; hacen que se debilite, pierda su  hidratación natural y hace que se  irrite.

Para eso es muy importante cuidar la piel a diario, incorporando en nuestra rutina diaria de belleza productos que ayuden a recuperar su hidratación y bienestar natural.

Lo ideal es usar cremas regeneradoras, nutritivas e hidratantes que restauren la barrera hidrolipídica de la piel, la calmen y suavicen.

restaurar la piel En Magister Formula disponemos de dos productos de cosmética natural que te van a ayudar a rehidratar la piel, nutriéndola y regenerándola.

Crema Nutritiva con Eg Seda

Esta crema hidratante para la cara EG Seda de Magister Formula es una crema Nutritiva de noche con EG Seda que nutre e hidrata en profundidad las pieles secas.

Está formulada sin parabenos, se absorbe rápidamente y no deja efecto graso. Sus propiedades hidratantes se consiguen gracias a sus activos:

  • Extracto de gusano de Seda un principio hidratante, emoliente y regenerador que nutre la piel en profundidad.
  • Vitamina E un antioxidante con acción antirradicales libres que protege del envejecimiento.
  • Ácido Hialurónico que evita la deshidratación de la piel, previniendo la descamación, el enrojecimiento de la piel y la sequedad.
  • Jalea real, activo natural que favorece la regeneración cutánea y reduce arrugas.

Crema regeneradora rosa mosqueta

La crema Regeneradora Rosa Mosqueta  proporciona una hidratación intensa y una nutrición adicional que devuelve el bienestar a la piel, mejorando su resistencia, sensibilidad y suavidad.

Está indicada para todo tipo de piel, incluso las pieles más sensibles ya que no contiene parabenos. Su fórmula ayuda a retrasar los signos del envejecimiento prematuro, reducir arrugas, estrías y cicatrices, recuperar la piel tras quemaduras y reparar la sequedad cutánea.