Envíos gratis a partir de 25€ en 24/48 h laborales

Cuidar la piel es esencial, y no podía ser menos la piel del rostro. Para que esté sano y luzca radiante hay una serie de cuidados faciales que son básicos en las rutinas de belleza.

Limpieza facial

En cualquier rutina de belleza el primer paso a seguir es la limpieza facial. Es importante eliminar por completo el maquillaje, aceites,… para ello, la solución micelar desmaquillante de Magister Formula es ideal. Se trata de una base acuosa compuesta de pequeñas micelas de ácidos grasos en suspensión que atrapan la grasa y la suciedad en su interior, respetando la piel y su capa hidrolipídica, por lo que limpia suave y profundamente la piel, sin irritaciones.

En un solo gesto limpia, desmaquilla y calma el rostro, los labios y los ojos, eliminando impurezas e, incluso, el maquillaje resistente al agua.

Basta con aplicarla con un algodón o disco desmaquillante y, con pequeños toques, ir aplicándola sobre la piel, sin restregar. Para aplicarlo en la zona de los ojos, coloca el algodón encima del parpado y déjalo actuar unos segundos; después, da pequeños toques y retíralo suavemente.

Exfoliar la piel

Exfoliar la piel es importante para ayudar a renovar la piel, eliminar impurezas y, a su vez, ayudar a que los tratamientos que apliquemos después, como la crema hidratante o tratamiento anti-envejecimiento, penetren mejor y sean más eficaces.

Si se complementa la exfoliación con una mascarilla, se termina de remover el exceso de aceites y mejorará la apariencia de los poros, ya que se eliminan las impurezas y le daremos a la piel una sensación de confort única.

Con el exfoliante Alfa Cleaning de Magister Formula las capas superiores de la epidermis, eliminando las células muertas y aclarando las manchas gracias a la acción combinada de 3 Alfa Hidroxiácidos. Y, además, podrás  reducir las arrugas, aclarar las manchas y aumentar la hidratación de la piel.

Hidratar la piel

La hidratación en fundamental para que la piel esté sana y se retrase el envejecimiento, además, al hacerlo después de la exfoliación se favorece su absorción por lo que la hidratación es más intensa.

Si empleamos una crema hidratante con propiedades regenerantes y que favorezca la producción de colágeno, además de hidratar se reducirán los signos del envejecimiento.

Por ejemplo, la Crema Hidratante HP Seda de Magister Formula. Una emulsión refrescante, suave y regeneradora que, además, protege la piel de las radiaciones solares produciendo un efecto antienvejecimiento propio de una crema antiarrugas.

¡Mima tu piel y brilla con tu luz natural!

¿Te ha gustado este post? ¡COMPÁRTELO!
Ir arriba