Envíos gratis a partir de 25€ en 24/48 h laborales

¿A Qué Temperatura Debemos Lavar Nuestra Cara?

A la hora de lavar nuestra cara prestamos mucha atención al tipo de gel que vamos a usar, el cepillo limpiador, al desmaquillante… pero, ¿te has parado  a pensar cuál es la temperatura ideal para lavar nuestro rostro?

Pues hoy en este post te damos la respuesta, aunque ya te adelantamos que la temperatura ideal es con el agua templada y acabar con agua un poquito fría.

Si te interesa saber por qué esta es la temperatura ideal para cuidar tu cara, te invito a que continúes leyendo 🙂

Temperatura Para Lavar Nuestro Rostro

Como decíamos anteriormente, la temperatura ideal para lavar nuestro rostro es con el agua templada tirando a algo fría (unos 30ºC aproximadamente).

Esto se debe a que a parte de aportarnos un aspecto más limpio, fresco y firme, nos ahorraremos las rojeces que provoca el agua caliente y conservaremos los aceites naturales de nuestra cara.

Si combinamos el agua templada con nuestro gel limpiador favorito, conseguiremos un resultado óptimo eliminando toda la suciedad. Sin embargo, aunque esta es la temperatura ideal, hay ocasiones en las que podemos usar el agua fría o caliente, y a continuación te contamos por qué.

¿Cuándo Debemos Usar Agua Caliente?

Es recomendable usar agua caliente para lavar nuestro rostro cuando queremos abrir los poros para realizar una limpieza facial en profundidad, cuando queremos relajarnos o cuando queremos depilarnos, ya que el agua caliente abre el folículo y hace más fácil la depilación.

Sin embargo, a excepción de estos casos no se recomienda para nada el uso de agua caliente para lavar nuestra piel, ya que puede ser uno de los desencadenantes de la aparición de acné u otras infecciones en la piel, a la misma vez que como decíamos en el apartado anterior, elimina los aceites naturales de nuestra cara. Esto provoca arrugas, flacidez en la piel y una gran pérdida de colágeno y elastina.

¿Cuándo Debemos Usar Agua Fría?

Es recomendable usar agua fría para lavar nuestro rostro cuando queremos cerrar los poros de nuestra piel, descongestionar nuestro rostro, retener los aceites esenciales, eliminar impurezas…

Sin embargo, se recomienda hacerlo como último paso tras lavarnos la cara con agua templada, ya que este toque final nos dará un efecto reafirmante y nunca hacerlo por debajo de los 25ºC.

Esperamos que este post te haya servido de mucho y que ahora sepas cómo lavar tu piel adecuadamente, nos vemos en el siguiente 🙂

Alta cosmética farmacéutica desde 1886

Descubre la filosofía de Magister Fórmula y cómo unimos tradición e innovación desde hace más de 130 años
¿Te ha gustado este post? ¡COMPÁRTELO!
Ir arriba